Que ver en Milán en un día, tú guía más completa

Puede que te suene el Duomo, pero en esta guía descubrirás que hay mucho que ver en Milán y muchas cosas para hacer, tantas que el día se te hará corto.

Viajamos hasta la segunda ciudad más importante de Italia. La ciudad de la moda, sede de marcas súper conocidas como Armani, Versace, Prada…

Hablamos de Milán, quizás la ciudad más turística y conocida del norte de Italia (con la bonita excepción de Venecia). 

Por cierto, es una ciudad grande, así que por adelantado te decimos que te tocará andar bastante. Lo mejor es que te alojes en un hotel cercano al centro histórico. Los que rodean la estación central o se encuentran en el barrio de Porta Nuova o Brera son posibles opciones.

TOP que ver en Milán

Estación Central de Milán

estación central de milan algo imprescindible que visitar en la ciudad
Estación Central

Si, igual que nosotros, llegas a la ciudad en tren, tu primera parada será la preciosa estación de Milano Centrale. Esta es una de las principales estaciones de ferrocarril de toda Europa, y se inauguró en 1931. 

Destaca tanto por su fachada como por su imponente interior, que combina estilos como Art Deco y modernismo. Es uno de los iconos de la ciudad, y desde aquí podrás tomar un tren a casi cualquier ciudad italiana importante, y a diferentes países europeos como Alemania, Suiza, Austria, Francia, etc. 

Pinacoteca de Brera, el museo más importante que visitar en Milán

pinacoteca de brera que ver en Milan
Patio Interior Pinacoteca de Brera

Acercándonos hacia el corazón de Milán, donde se encuentran sus monumentos más conocidos, pasaremos antes por el museo de arte conocido como Pinacoteca de Brera. Se ubica en un palacio del siglo XV que destaca por su patio, en el que podrás ver una magnífica escultura de Napoléon «disfrazado» de Marte, el dios romano de la guerra. 

En la pinacoteca verás una buena colección de pintura, fundamentalmente de los siglos XII al XVII, de artistas como Rafael, Modigliani, Tiziano o Caravaggio. La entrada tiene un precio general de 15€, aunque existen descuentos. Es gratis para menores de 18 años y los estudiantes hasta 25 años solo pagan 2€. 

Iglesia de Santa María del Carmen

iglesia de santa maría del carmen situada en la ciudad de milan
Fachada principal Iglesia Santa Maria del Carmen

Es una de las iglesias más representativas del barrio de Brera. Es muy sencilla pero bonita, con una fachada gótica que recuerda al estilo bizantino, en la que destaca el rosetón central. Data de comienzos del siglo XV. De su interior, lo más llamativo son las pinturas de Procaccini. 

La entrada es gratuita, así que si no están celebrando la misa, puedes entrar para echar un vistazo a su interior.

Castillo Sforzesco

Castillo Sforzesco de Milán visitalo gratis
Patio interior Castillo Sforzesco

Probablemente te sorprenda saber que hay un imponente castillo en pleno centro de Milán, justo al comienzo del parque Sempione. El castillo se construyó en el siglo XIV, pero fue Francisco Sforza quien lo reconstruyó un siglo después, y posteriormente su hijo, señor de Milán, lo decoró con la ayuda de artistas como Leonardo Da Vinci o Bramante. 

La entrada al castillo es gratuita y podrás pasear por sus jardines, el patio y buena parte de su interior. También puedes pagar 5 euros de entrada y visitar varios museos que ocupan cuatro diferente pisos, como la pinacoteca, el museo de arte antiguo, etc. Contienen algunas obras interesantes, como la Piedad Rondanini (la última escultura de Miguel Ángel, inacabada).

Después de visitar el castillo puedes recorrer el Parque Sempione para desconectar en medio de un pequeño oasis natural, hasta llegar al Arco de la Paz. 

Nosotros no pudimos visitar el parque porque se encontraba cerrado debido a daños por una tormenta, pero es algo que nos hubiera encantado visitar en Milán. 

Arco de la Paz, un monumento menos conocido que ver en Milán

Arco de la paz que ver en Milan
Arco de la Paz

Cuando la gente visita Milán nunca pasa por alto la famosa galería y el duomo, pero su castillo y el maravilloso Arco della Pace muchas veces se pasan por alto. Este es un arco del triunfo de estilo neoclásico, que data de principios del siglo XIX, y fue encargado por Napoleón. 

Una curiosidad es que la posición de los caballos fue modificada por los emperadores Habsburgo para que estos dieran la espalda a Francia, un gesto de burla hacia los franceses.

Ver el cuadro de La Última Cena, destacado que hacer en Milán

cuadro de la ultima cena de Davinci que ver en Milan
Iglesia donde se encuentra el cuadro

El cuadro de La última cena, el más famoso de Leonardo Da Vinci después de La Gioconda, se encuentra en Milán. En concreto, en el refectorio de la iglesia de Santa María della Grazie. Si te interesa ver el cuadro, te aconsejo reservar con mucha antelación en la web de la iglesia. Para que te hagas una idea, a fecha de escribir este post es 26 de marzo y ya no hay entradas libres hasta julio.

La entrada cuesta 15 euros, aunque hay descuentos y entradas gratuitas en algunos supuestos, como el primer domingo del mes. 

Recuerda que debes estar al menos 20 minutos antes en la entrada para canjear tu entrada. Solo te darán de tiempo un máximo de 15 minutos para contemplar la obra. 

Free tour en Milán, una manera sencilla de conocer la ciudad

Una de las mejores cosas que hacer en Milán es un free tour, que es una excelente forma de conocer la ciudad y descubrir algunos de sus secretos junto a un guía especializado. En Milán hay diferentes free tours, pero te recomendamos especialmente los siguientes. Tienen alrededor de 3 horas de duración en los que recorrerás el casco histórico de Milán para ver sus principales monumentos.

Plaza del Duomo

Es precisamente en este punto donde comienzan la mayoría de los free tours de Milán. Es la plaza principal de la ciudad, y se encuentra dominada por el Duomo, la catedral de Milán, de la que recibe el nombre. 

Rodeada de otros edificios monumentales, como el Palacio Real y la Galería Víctor Manuel II. 

El Duomo, imprescindible que ver en Milán

catedral que ver en milan el duomo
Duomo de Milán

La catedral de Milán es el monumento imprescindible que ver en la ciudad de Milán, y en mi opinión, una de las iglesias más impresionantes de Italia. Es también una de las iglesias católicas más grandes del mundo, con capacidad para casi 40.000 personas. 

Tardó casi seis siglos en construirse, desde 1386 hasta 1965. Una auténtica obra maestra de estilo gótico, a la que es posible acceder pagando una entrada de 10 euros. 

Si quieres puedes pagar la entrada de Combo Stairs (20€), que además del duomo incluye la subida a las terrazas, desde donde se tienen unas vistas impresionantes de Milán.

Galería Victor Manuel II, otra maravilla que ver en Milán

galerias de Milan visitalas su nombre es galeria de victor manuel ii
Interior de las Galerias de Milán

La Galería Vittorio Emanuele II es el otro monumento imprescindible en la plaza del Duomo. Esta impresionante galería se considera precursora de los centros comerciales modernos, y se construyó en 1867

Impresiona tanto su exterior como su bello interior, que está repleto de tiendas de lujo, cafeterías y restaurantes. Sirve de unión entre la calle del teatro y el Duomo, y es sin duda uno de los símbolos de la ciudad. 

Teatro de la Scala

teatro de la scala para visitar en milan
Fachada exterior Teatro La Scala

Cruzando la galería llegarás al teatro de la Scala, considerado el teatro de ópera más importante del mundo. Desde la fecha de su inauguración, en 1778, ha sido protagonista del estreno de muchas óperas de autores como Verdi, Rossini y Bellini. 

Su exterior no llama mucho la atención pero dicen que su interior es lo verdaderamente impresionante, y su acústica roza la perfección. Si quieres visitarla, puedes comprar una entrada a un espectáculo o reservar la visita guiada

Palacio Real de Milán

Palacio real que ver en Milan
Plaza y fachada principal del Palacio Real

Regresando de nuevo hacia la Plaza del Duomo (aprovecha y camina por la Galería, seguro que la segunda vez te parece tan imponente como la primera) puedes acercarte y/o visitar el Palacio Real, que se encuentra en un lateral de la plaza. Fue durante siglos residencia de regentes y sede del gobierno, aunque ahora es un centro cultural y de exposiciones. 

De su interior resalta la Sala de las Cariátides, que es uno de los pocos lugares que sobrevivieron al duro bombardeo de Milán en 1943. 

La entrada tiene un precio de 15 euros y te permite ver el interior del palacio y la exposición que haya en el momento de tu visita. Te gustará si te gusta mucho el arte.

De tiendas en la Vía Monte Napoleone

Los más pudientes podrán ir de compras en la Vía Monte Napoleone, una calle principal llena de boutiques de moda, tiendas de antigüedades y lujosas cafeterías. Si tienes el mismo bolsillo que yo (o parecido), puede que te sea suficiente con pasear por esta calle y por todo el Cuadrilátero de la moda. Este es la milla de oro de Milán, el distrito comercial de lujo de la ciudad. 

Santuario de Bernardino alle Ossa, una iglesia única que visitar en Milán

Es una visita obligada en Milán si quieres ver una iglesia totalmente distinta, que destaca por su algo macabro osario, que tiene las paredes decoradas con calaveras y huesos humanos, de personas fallecidas por la peste y condenados a muerte. La decoración del osario se completa con los bellos frescos del techo que representan ángeles, obra de Sebastiano Ricci. 

La entrada es gratuita. Al lado está la Basílica de San Esteban Maggiore, que también se puede visitar. Esta es una iglesia bonita y bastante desconocida, que incluso celebra misas en español. 

Basílica de San Ambrosio

Está bastante alejada del centro, en dirección al barrio de Naviglio, pero merece la pena ya que es una de las iglesias más importantes de Milán. Es la iglesia más antigua de la ciudad, ya que se edificó en el siglo IV, aunque su aspecto actual se debe a una reconstrucción en el siglo XI para seguir el estilo románico. 

La verdad es que es una iglesia diferente, con un estilo distinto al de las típicas iglesias italianas. Se puede visitar de manera gratuita y pagar 2€ si quieres acceder a la sala del tesoro, que expone piezas de orfebrería, pinturas, tapices, etc. 

En el interior de la iglesia se conserva una cripta con los cuerpos de los santos Ambrosio, Gervasio y Protasio, así como otros mártires. 

Columnas de San Lorenzo

Es uno de los pocos restos del pasado romano de Milán. Se encuentran frente a la Basílica de San Lorenzo y están formadas por 16 columnas de unos 7 metros y medio de altura, que proceden de un templo romano del siglo II o III, que estaba situado en otra zona de la ciudad. 

En la plaza se encuentra también una estatua de bronce del emperador Constantino, quien promulgó el famoso Edicto de Milán, que permitió el cristianismo en el Imperio Romano. 

Barrio de Navigli, la zona de canales que ver en Milán

Terminamos la lista de los destacados que ver en Milán con su curioso barrio de Navigli, que es una zona que cuenta con varios canales, al estilo de una pequeña Venecia. 

Está formado por dos largos canales: Naviglio Grande (comenzado a excavar en el siglo XII, fue el primer canal de Europa) y el Naviglio Pavese, que desemboca más allá de Pavía. 

Es una zona bohemia en la que encontrarás muchos restaurantes típicos (osterías) y terrazas. Es típico tomar el aperitivo en este barrio. 

Mapa con todo lo que ver en Milán

Dónde dormir en Milán

Comparada con otras ciudades italianas, Milán es bastante carita, así que aunque tiene gran oferta de alojamientos (alrededor de 3.000 en Booking), dependiendo de la época y la antelación con que reserves igual es difícil encontrar opciones económicas.

En cuanto a hoteles, una opción económica es el Hotel Cinque Giornate, un hotel de tres estrellas ubicado relativamente cerca del centro, a alrededor de 1 kilómetro del Duomo. Puedes reservar la habitación doble desde unos 120€, incluyendo desayuno.

Te dejamos el enlace directo para que puedas consultar todos los hoteles disponibles en Milán

Qué ver cerca de Milán

Si te alojas dos noches o más en Milán es probable que te sobre tiempo y estés buscando ideas de excursiones que realizar cerca de Milán. Aquí tienes algunas ideas.

Lago Como, la excursión más típica desde Milán

Muchísimos turistas que se alojan en Milán dedican un día a hacer una excursión al lago di Como, un bello lago de origen glaciar en la frontera con Suiza que es famoso por sus paisajes alpinos. Por la zona también podrás visitar preciosos pueblos con encanto como Varenna, Bellagio y Lecco, entre otros.

La opción más barata para llegar al lago di Como desde Milán es cogiendo un tren en Milano Centrale o Porta Garibaldi, que te llevará hasta Como San Giovanni en 35 minutos (Eurocity) o 50 minutos (Regionale). Tiene una frecuencia alta y los precios oscilan entre 5 y 15 euros. 

También puedes coger el tren en la estación Milano Cadorna (al lado del Castillo Sforzesco), que te llevará directamente a Como Lago Nord, casi a orillas del mismo lago. El trayecto es precioso y cuesta alrededor de 5.20 euros. 

La opción más sencilla es contratar una excursión a Como, que incluye traslado en bus, guía en español y paseo en barco hasta Bellagio. 

Bérgamo

Es una de las ciudades más cercanas a Milán, a unos 50 kilómetros de la ciudad. En el aeropuerto de Bérgamo aterrizan muchos vuelos internacionales (sobre todo de compañías lowcost) por lo que muchos turistas aprovechan para conocer también esta ciudad. 

En general, Bérgamo es una ciudad bonita, que resalta por su Piazza Vechia, una preciosa plaza que alberga palacios, museos y una torre con vistas a la ciudad. 

Lago de Garda

Con más de 360 kilómetros cuadrados, es el lago más grande de Italia, lleno de paisajes, montañas nevadas y pueblos con encanto, como Desenzano y Sirmione. Se encuentra relativamente cerca de Milán, a unos 130 kilómetros. Puedes llegar de manera fácil cogiendo un tren de alrededor de 1 hora y media de duración, que suelen costar unos 9 euros. 

Turín

Esta es una de las joyas desconocidas de Italia. La tercera ciudad más grande del país, pero que se suele pasar por alto en la mayoría de rutas turísticas, y no con motivo. Esta ciudad esconde muchísimas joyas, como sus vistas a los Alpes, la Mole Antonelliana e incluso el segundo museo egipcio más importante del mundo. No te quiero contar mucho porque ya hicimos una guía de todo lo que ver en Turín. 

Se puede llegar en tren fácilmente desde Milano Centrale. El trayecto dura unas dos horas y cuesta entre 10 y 15€. 

Guía de viaje a Milán. Preguntas frecuentes

Si no tienes apenas tiempo para visitar la ciudad, los imprescindibles que sí deberías visitar son el Duomo, la Galería Vittorio Emanuele y el cuadro de La última cena, en la Iglesia de Santa María della Grazie.

Aunque es la segunda ciudad más grande de Italia, en realidad no se tarda tanto tiempo en conocerla. Si te alojas al menos una noche y dedicas dos días a Milán, te sobrará para ver todos los destacados de esta lista. 

Hemos intentado hacer esta guía de lo que ver en Milán lo más completa y práctica posible. Esperamos que te sea súper útil para tu estancia en Milán, y disfrutes mucho de la ciudad. 

¡Feliz viaje!

Comparte este artículo

Deja un comentario